Prólogo Todos los cuentos publicados en esta obra consiguen tocar. Porque las palabras tocan. Y el toque de buenas palabras, tocan bien. Eso lo aprendí de mi madre.   Yo fui un adolescente tímido y abstraído. Comencé a escribir mi primera novela en la escuela secundaria. A los dieciocho años había redactado más de mil …

Leer más »